Tres recuerdos de un futuro llamado presente.

Es casi imposible olvidar ciertas calles, ciertas gentes, que en el pasado fueron parte de nuestro destino.

Casi imposible, pero necesario…

Había nacido en una ciudad tan limitada, que soñaba perder el límite. Los montículos que la rodeaban, ahogaban cualquier deseo de amar, y el mar ahogaba  el deseo de soñar. Pero ella seguía allí, terriblemente viva, después de haber muerto mil veces.

Recorrió el camino hacia el primer recuerdo, sin saber que recordar, y decidió sorber leves tragos,  de una infancia que carecía de la alegría de ser lo era.

Aquel lugar sin humos, ni tabaco, ya no era como había sido. Y parecía pertenecer al tiempo infinito de de la eternidad , y al mismo tiempo, mantenerse sin las  muestras de  decadencia, que hubieran hecho padecer nostalgias a los  tristes  ancianos, que perdidos entre elixires de chispeante espuma blanca, vagaban en busca de tiempos teñidos de sol y nieblas, de amores perdidos, y viejas canciones.

Ella, se concentró en la lectura de una cartulina rosada, protegida por plástico duro, para sobrevivir a los centenares de lecturas a que estaba expuesta. Y cuando descubrió entre las diversas propuestas lo que buscaba, alzó la mirada para dar a  entender que deseaba ser atendida.

Pero casi al mismo tiempo volvió a concentrarse en una nueva lectura.

Sade le sonrió entre líneas, mientras le mostraba el camino a seguir, al acabar su dorada y vertiginosa bebida.

Todo fué breve. El tiempo se esfumó, como suele hacer, cuando se espera que algo suceda, y al finalizar  la lectura de uno de los sorprendentes cuentos que el marqués le había ofrecido, miró a su alrededor para observar a las gentes que intentaban disfrutar de sus propios deseos. en el espejo de otras miradas, más tiernas , más vivaces , o más temidas que la propia.

La mayoría eran jóvenes, o al menos más jóvenes que ella , y se sintió como solía sentirse tan a menudo: espectadora de ese gran teatro que es la vida. Era espectadora incluso, de su propia existencia…

Recogió todo lo que le pertenecía, saldó la cuenta y desapareció. (1)

(1) El lugar en el que se sitúa esta parte de la historia es  La Masía . Un  lugar agradable, buena gente ,  y un» cavita » a buen precio …

El segundo recuerdo.

Estaba dispuesta a recuperar aquel segundo recuerdo. Un recuerdo de risas en el aire, y de acordes de guitarra, un recuerdo de apetecibles emociones y de encuentros inesperados,un recuerdo de alegrías compartidas entre susurros y miradas disimuladas, un recuerdo de esos años en que se es demasiado joven para casi todo, y demasiado viejo para obedecer.

Pero antes de llegar a ese segundo recuerdo, debía  evitar aquellos lugares que pertenecían a otras historias, para no ser engullida por los monstruos de otras memórias.

Aquel segundo recuerdo se había oscurecido, y  en el, ya no es escuchaban las viejas canciones, ni las risas teñidas de inocentes rebeldías, algo había desaparecido para ceder paso a otros sabores, y otras risas, a otra música, a otras gentes, en definitiva a otro universo .

Un universo paralelo, que había transformado la realidad existente, en otra, imposible de atravesar .

Al saborear el dorado trigo, transformado en  ligeras texturas, que  hacían viajar su mente, hacia el frío norte, hacia verdes prados y recuerdos de un futuro llamado presente, comprendió que todo volvía al momento de partida.(2)

(2) (El segundo recuerdo se sitúa en el Drapaire) Si te gustan las historias en que el protagonista toma una buena cerveza en compañía de  seres mágicos este puede ser  un sitio adecuado para ti…¡ A mi me encanta!

El tercer recuerdo.

El tercer recuerdo le llegó de forma casi inesperada, cuando intentaba volver al hogar.

Era un recuerdo turbio, casi infernal.

Sade dormía tristemente, sin ser escuchado, mientras luces de bohemia, le hacían envejecer los sentidos, en espera de una nueva muerte sin anunciar.

El recuerdo, sorprendentemente, se mantenía casi intacto. Cómo si el tiempo hubiese escapado sigilosamente, en busca de un lugar donde poder sobrevivir a sí mismo, sin sentir el horror de la vida.

Aquel recuerdo le hizo entender parte del enigma, y  del misterio, de intrigas pasadas y posibles realidades futuras.

Era un recuerdo imposible de olvidar, aún a sabiendas de ser sólo, algo perdido más allá de las brumas de una incierta memória, precipitada en el vacío.

Era el germen,  de todo lo que sucedería mucho más tarde,  era un instante perdido en el tiempo, que hizo aparecer , un áspero y tortuoso camino, en la eterna espiral de la existencia.

Su mente vagó entre apasionados besos , y ternuras vacías de callada quietud.

Entre verdades ocultas y picardías impertinentes. Entre sabores de juventud, y entre funestas conclusiones.

Entre sábanas sin bordar, y corazones desbordados de pasiones, por disfrutar, de un insignificante atardecer, a la luz de un sueño, sin despertar .

Y se vió a sí misma huyendo, hacia el alivio desesperado de su inesperado pasado .( 3)

(3) El tercer recuerdo : L´Almirall . Precioso. Yo le tengo cariño porque…

La vida en cuento.

Cuando conoció a Terry se enamoró de él con locura. Sus mágicas palabras la transportaron a un lugar,  que  aún siendo intangible, se podía rozar con las yemas de sus dedos, sin llegar a entrar en él.

Una mujer élfica le sirvió un vaso de negra cerveza, que le ayudó a perderse  en el centro del mundo circular .

Aquel amor, el que sintió  por Terry, fue uno de esos amores a primera vista, un amor  de los que duran , de los que te llenan de alegría .

La cerveza y Terry, le dieron alas para volar, y volver a ser quien había sido, sin temor a dejar de ser quien era en aquel momento.

No había nada que añorar  de su pasado reciente…Pero si había algo, para seguir viviendo, en su extraño presente: La vida en cuento.

Su vida, sería  como un largo cuento de hadas, que terminaría con el beso de un anciano príncipe, que no montaría ningún corcel blanco .

Pero sabía que aún le esperaban un par de aventuras,antes de  alcanzar  ese ansiado final. Y la primera estaba a punto de comenzar.(4)

(4) De vuelta al Drapaire…

La fábula del cuervo.

Aquella tarde de domingo no presagiaba nada bueno.

El sol brillaba nerviosamente, antes de desaparecer entre nubes teñidas de odio.

Ella, intuía que una nueva  historia estaba germinando entre las calles repletas de escandalosas rosas y de temibles avatares.

Caminó decidida hacia su nuevo proyecto, sin ser vista. Se camufló entre vasos, sueños y risas, y consiguió un pequeño triunfo…

Desenmascarar al Cuervo.

El Cuervo, no era un animal, pero, quizás tampoco fuera del todo humano. Ella, le llamaba de esa forma en secreto, cuando estaba a solas en casa, o cuando intentaba investigar alguna de sus acciones.

El Cuervo era su mayor enemigo, un enemigo peor que el hambre, que el miedo, que la enfermedad, o que el mismísimo rey de las tinieblas. Un enemigo capaz de destruir cualquier acto de amor y convertirlo en increíbles atrocidades. Un enemigo que la seguía silenciosamente allá donde ella deseara ir, huyendo de sus ocultos  poderes.

Un enemigo invisible, que sabía disfrazarse de cualquier cosa, o  de cualquier extraña criatura inexistente.

Era un enemigo, sádico,  cruel  y cautivador como un ángel infernal. Era, en definitiva, un verdadero enemigo.

Como ocurre en la fábula, alguien le robó el queso al cuervo, haciéndole creer que era hermoso y genial, y justamente parte de ese queso, era ella, que aunque no fuera la más bella, si era en los demás aspectos, la mejor. Y cuando el cuervo la vio desaparecer entre las primeras luces del anochecer, se dio cuenta que le habían tendido una trampa tan cruel y despiadada, como su propia alma, y  en ese preciso momento,  cuando comprendió su terrible error; la empezó a odiar. No porque fuera culpable de nada, si no, porque era consciente, de que la había perdido para siempre, y ese siempre, rozaba la eternidad.

(5) Sincopa es un lugar estupendo para fantasear, leer un libro….divagar o escuchar conversaciones divertidas…pero lo mejor es la música.

El retrato.

Durante varios días vagó  circularmente como perdida en un laberinto, hasta que se decidió investigar el pasado.

Su amor por Terry había dejado de ser una aventura, y se empezaban a escuchar campanas de boda.

Se sentía cómoda en su fría, y otoñal   primavera. Pero algo nuevo y algo viejo, llegó a su vida inesperadamente. También apareció algo azul, muy cerca de sus imperfectas esperanzas, y todo  cambió, para dar paso a  un sutil y armonioso  desencuentro.

La harmonía era de Jazz. Se halló  en un callejón oscuro, repleto de encantos sombríos , y de conversaciones sostenidas entre rayos de luna, y memórias desaparecidas .

Le pareció verse sostenida por enigmáticos hilos, que la balanceaban como a una marioneta, en una vida convertida en teatrillo, para satisfacer miradas perversas.

Pero, se sintió terriblemente feliz. Porque sabía encontrar el menor rastro de felicidad, que estuviera perdido.  Eso era su mayor virtud, y quizás su peor pecado al mismo tiempo, ya la la convertía en el ser que más envidias suscitaba  en la ciudad.

Una mujer que además de ser mujer, se atreviera a ser  escandalosamente feliz , mientras que ellos, muertos de celos,  rencores, y ambiciones, no conseguían disfrutar de lo que se les ofrecía . ¡Eso merecía el infierno!

Por esa razón, o mejor dicho, sin razón, empezaron a acusarla, de sus propios defectos hasta convencer a quien quisiera escuchar, que era alguien indigno incluso del menor respeto.

Esperaban verla convertida en uno de ellos…rozando el abismo…Pero se quedaron con las ganas.

¡Y pronto conoceréis cómo pudo dejar a más de uno o una sin aliento! (6)

(6)Lugar: Big Bang .  Jazz viernes noche …Relajante, inspirador y seductor.

Desafío.

Hay  momentos en  que entras en un lugar para sentarte un rato, a leer, y te ves inmerso en algo sorprendente, lleno de magia y de maravillas recónditas e insospechadas. Otras veces, el resultado es el contrario. Y eso es lo le ocurrió a ella, aquella noche, de la maravilla pasó al terrible pesar  de la vulgaridad y el desencanto.

Una copa de cava barato, que pagó a precio de botella, y falsas sonrisas, de  chulos con poca piedad, por el prójimo, la introdujeron en ese mundo feroz que siempre se halla al  otro lado del espejo.

Como una Alicia  envejecida, persiguiendo  blancos conejos, disfrazados de caballero, había recorrido las calles en busca de un destino incierto, sin saber a dónde le conduciría aquel extraño laberinto de sombras, pero en realidad no la condujeron a nada, excepto a un sutil reencuentro consigo misma.

Se acercaba el verano y en el cielo,  intensos nubarrones plomizos, anunciaban tormentas, mientras la ciudad disfrutaba de una fría primavera, que bañaba las calles, pràcticamente a diario, de finas gotas, que agujereaban los pensamientos, de los despistados caminantes que intentaban cubrirse  de ellas.

La mujer masculló  su descontento, por aquellos indicios estelares, que le recordaban su poco valor para el universo, y apresuró el paso hacia el hogar.

Levemente recobró la incorpórea imagen de su pasado, y tomó una sabia decisión: no ser. (7)

(7)¡Ja, ja, ja! No diré el nombre del desagradable lugar, aunque ya está  dicho…  los que quieran jugar a detectives, pueden  investigar . Yo jugaré por mi parte a no nombrar, para nada, a los que no tienen mi aprobación.

La  capa de invisibilidad.

Había sido niña, mujer, amante , esposa, madre, hija, hada , sueño, y había llegado el momento de olvidar sus antiguas vidas, para renacer de las cenizas o desaparecer llevada por el viento.

Recorrió las calles con un objetivo sincero en la mente. Y todo fué tan simple y perfecto, que se sintió libre y sublime como un elemento del amor, inventado para ser representado en osadas cintas de celuloide.

Descubrió pequeñas cosas llenas de valor,  y la comodidad de verse a sí misma  como la veían los demás.

En la ciudad abarrotada de gente, era un número más, un ser invisible, que sólo podía ser descubierto  por algunas miradas inquietas, que sabían ver más allá de las apariencias.

Entre las sorpresas, que aquel atardecer le reservaba. se encontraba un gran descubrimiento, lo agradable que era ser invisible.

Después de un breve  y agradable paseo, volvió a su segundo recuerdo, porque se había transformado en algo familiar para ella, luego siguió la llamada del instinto, y entró en un poema de cálida luz y dulces incertidumbres.

Un mago escapado de espectáculos del pasado, la miró con sublime  indiferencia, pero sin la distancia de la injusticia y le ofreció lo que pedía.

El desarrollo de la acción siguió ante sus ojos por veinte minutos, el tiempo preciso para la llegada de las tinieblas…

Historias paralelas a la suya, se  desarrollaron ante sus ojos mientras se sentía protegida por una capa de invisibilidad que le permitía observar sin ser vista, y comprendió el valor incalculable de lo que se le ofrecía, el poder de la magia estaba en sus manos, para ser utilizado.(7)

7 Invisibilidad en Beirut muy , muy agradable…

Profundidades del ser.

Al despertar, se sintió vapuleada por los espectros que la habían perturbado durante la noche.La mañana simbolizó el vacío de la realidad. Su realidad.

Mil veces, mil vidas, mil recuerdos se habían perdido en el laberinto de las debilidades humanas.

Se hallaba allí inmortal y sinceramente eterna,  como cualquier princesa de cuento, embrujada, en la espera de ese último beso: El de la muerte, pero a sabiendas de que quizás jamás le llegaría, o que llegaría con retraso.

A pesar de todo, disfrutó, bromeó consigo misma, y suspiró al ver que la pequeña pantalla del celular, se iluminaba con una sonrisa.

El bien se acostumbra a conseguir, a cambio de un poco de mal. Eso parecía ser una regla universal en su pequeño universo. Y ella, por no dejar de ser quien era, dejó que el tiempo resbalara cuidadosamente en espera, de la llegada de las primeras horas del anochecer.

Pero aquella vez,  los últimos tonos  de un atardecer, le ofrecieron algo muy diferente a lo que estaba acostumbrada: La luz. Una luz, potente, brillante, y etérea, una luz angelical que la hizo sentir llena del divino misterio de la felicidad, y se vio llevada,  en su ingenuidad de adolescente perpetua, a las repentinas fragilidades del primer amor.

Acostumbrada a las sombras y a la penumbra, aquel mensaje llegado de un tiempo, que aún estaba por llegar, le anunciaba una nueva etapa en su vida.

Luz en Volátil, sencillamente, impresionante. Vinos increíbles ,  buena música,  y experiencias intemporales

Alegoría.

Entró sonriente y llena de puros sentimientos, para descubrir que algo terriblemente oscuro aún se cernía sobre ella. Pero su sabiduría estaba muy por encima de aquellas tenebrosas intenciones, y se mantuvo impasible ante las sombras de aquel infierno.

Ella había elegido, y sería fiel a sus decisiones. Era una persona justa. Pero, el sentido de la justicia era algo desconocido por sus enemigos. Seres  que sólo eran capaces de ver su propio ombligo, sin saber tan solo, que había estado unido al de sus madres…Bueno, saberlo, lo sabrían, pero sin ser conscientes de ello.

Terry le dio su incondicional apoyo, y le sonrió entre líneas, mientras le susurraba al oído consoladoras ternuras.

De la pureza del blanco, a la oscuridad del negro. De la buena voluntad, a la rabia inesperada, y a las miradas  sostenidas, entre condenadas sonrisas, de solapada quietud.

Eso era la noche.

¡Pero  ella  adoraba la noche! Sabía que los callejones sin luz, no conducen al paraíso. Y que las almas que los habitan, o que circulan desesperadamente en búsqueda de lo que no pueden alcanzar, no son de fiar . Pero hay algo en el peligro, que lo hace deseable algo que atrae a cualquier ser con ansias de aventura y ella era eso…Un ser aventurero.

Negroni . Saben hacer cócteles aunque yo prefiero los vino y la cerveza…y tranquilos, hay buen ambiente…

Azul.

La vida es un encuentro con el desencuentro, pero algunas veces te puede llegar a sonreír.

Había establecido ciertos hábitos que la hacían disfrutar: deslizarse  entre Las sábanas y esperar que llegara el amanecer, prepararse suculentos manjares, beber agradables brebajes y disfrutar del amor.  Era alguien muy afortunado pues había conocido el amor, el verdadero amor, y los verdaderos placeres de la vida: amaneceres dorados, sueños bañados en lluvia de abril, viajes inesperados y candorosos encuentros.

Había vivido pequeñas, pero importantes aventuras, grandes desafíos y vidas paralelas  a su propia vida. Había sido tantas cosas,  que podía llenar un universo entero con los recuerdos de su pasado, o las vivencias de su futuro.

Podía esperar muchas cosas, pero no esperaba, que  aquel atardecer, su rutina se viera alterada por una nueva presencia. Sabía que, aquel fantasma del pasado aparecería de la nada, y desaparecería después de rozar tímidamente sus labios. Pero eso no importaba. No deseaba crear vínculos con nada incorpóreo, los fantasmas son difíciles de amar, ya que no pertenecen al mundo humano, ni al presente, suelen ser leves sombras caídas en el vacío de la muerte, que intentan sobrevivir al olvido.

Pero le escuchó, porque Baudelaire, su apreciado amigo de la adolescencia, le había aconsejado que se adentrara de nuevo en el inmenso jardín de  Las Flores del Mal.

Disfrutó del perfume solitario,  de los acordes del crepúsculo, y vió desaparecer al pálido vampiro, ante la divina mirada de sus imprudentes ojos de niña eterna, agitada, húmeda, y enlutada.

Sincopa ,drapaire…

Papel.

Decidió que aquel movimiento en espiral que había iniciado debía terminar. Se preparó cuidadosamente para una nueva acción; comenzaría un pequeño viaje hacia lo desconocido.

Abandonó su pequeña mochila y preparó un enorme zurrón donde podría a transportar toda su vida, todos sus sueños, todo su futuro.

Pidió a Patrik que la acompañara y aunque aceptó con cierto recelo, se comportó como suelen hacerlo los mejores amigos.

Ella conocía sus más profundos temores. Él estaba aterrorizado ante la idea de que le abandonara en cualquier callejón de aquella inquietante ciudad. Lo había hecho con otros…

Y las mujeres no cambian.

Ella, era una mujer fiel, pero a su manera, y su estilo de fidelidad no siempre correspondía a la eterna sumisión, ni al los » te amo»  ni a los » te quiero».

Pero era una buena mujer, que sabía esperar lo inesperado, y aceptar lo que era de esperar.

Caminó sin rumbo fijo, buscando un lugar donde sentir comodidad y alivio. Y ese lugar parecía no existir. El peso de las calles, del silencio, del ruido, del destino y del cansancio, le destrozaba los rincones del cuerpo donde no hay corazón.

Como suele ocurrir, cuando ya parecía no haber esperanzas, descubrió algo que le llamó la atención. Al principio se sintió insegura y temió verse rodeada de esa falta de calidez, que tiene lo excesivamente pulcro. Pero pronto descubrió que se había equivocado, y que allí podría disfrutar de lo que había estado buscando.

Patrik quiso iniciar una conversación en la intimidad de lo desconocido, pero pronto se perdió en uno de sus silencios.

Los silencios de Patrik son espectaculares. Son silencios, llenos de sonidos abrumadores, de desconcertantes susurros, de grisáceas voces, de ilusiones compartidas y desgarradores recuerdos.

Son silencios, sin silencio.

Silencios, con la claridad de una voz tan nítida, que se llenaba  del vacío.

Y ella comprendió que aquel silencio le comunicaría nuevos secretos.*

* Al Sur café  . Cafetería agradable  donde puedes comer algo si te apetece , Esta cerca de la calle Carders…

Un  tiempo después.

Como ella decía , en esos tres primeros recuerdos, hay que saber olvidar.

El futuro, se muestra  ahora, como una agradable aventura por descubrir. Se deben dejar atrás todos esos lugares, y todas esas gentes que no forman parte de ti, si no que sólo son espejismos del desierto, donde no hay agua que sacie la sed.

Mi personaje,  es decir: Ella,  no llorará al alejarse de vuestro lado, porque no se llora a lo que no existe.

Ha llorado  la muerte de algún perro, que ha sido mas parte de su propio ser, que la mayoría de los humanos. Pero no lo hará por vosotros, ni ahora, ni el día en que la parca os lleve, porque  sin saberlo, ya estáis muertos.

Este es el gran secreto que os ocultaba.

Para ella, sólo erais un objeto de estudio, pequeñas bacterias, que el científico desea observar para conocer su comportamiento.

Un secreto poco digno, la verdad.

Sus pesquisas, la llevaron  a descubrir, cual es el sentido de vuestra inexplicable existencia. Sois el engranaje, en una cadena de maldad. Sólo eso.

Sé que hay quien espera que se  le diga, cuanto  se puede llegar a disfrutar, escuchando extrañas melodías en un pequeño tugurio…

No. ¡No se puede pasar un buen rato, en  lugares donde no puedes mostrarte como eres, sin ser considerado algo parecido, a un extraterrestre ingenuo!

Lo que me emociona a mí es caminar por lugares conocidos, y  descubrir algo nuevo.

Soñar despierta, cantar, imaginar mundos perdidos, y  dibujarlos…Enamorarme. Dejar de estar enamorada. Comer, beber,  vivir. Esperar lo inesperado, desesperar, despertar.

Dormir con un bolígrafo en la mano. Morir en un ordenador.

Transformar a tus  enemigos,  en ogros, trasgos,  duendes cuervos o vampiros, y seguir viviendo feliz…

¡Eso es lo que yo hago! Seguir viviendo feliz, y observando vuestros rasgos, y actitudes como haría ese dios(***) mediocre que habéis inventado algunos, para aplacar vuestros temores.

Yo, en donde sólo hay,  un mortal ansioso de dinero y triunfos banales,  descubro al ogro, o a la bruja, si ese mortal es mujer…

La hermosa muchacha, es un elfo, o quizás, un hada. El trabajador que intenta descansar agarrado a una cerveza, es un enano…

Y yo, en ese mundo, soy la diosa que os ha inventado, y que sí es real …

¡A don Quijote le llamaron loco por parecerse a mí! Y luchar contra molinos de viento.

Pero estaba cuerdo, sólo que dotado de una fértil imaginación, como yo.

Don Quijote, en realidad se llamaba Miguél de  Cervantes y Saavedra, y de loco no tenía nada, si no que era un gran escritor, como yo, o como ella.

¡Adiós! (**)

(***) No escribo la palabra dios con mayúscula,  porque me parece una  norma ortográfica anticuada y que deberia desaparecer o ser opcional.
(**) Este  «Adiós» significa  que se acaba el tema de los recuerdos y los pensamientos en Bares Restaurantes o similares. La causa principal, es que no hay que dar vueltas sobre un mismo tema. Hay muchas cosas para comentar, escribir, pensar  disfrutar. Y creo que ha quedado bien , como con cierto inicio  nudo y desenlace, como deben ser los cuentos.
Noche de de Julio, noche de ruta : Callecita Sitges,  que se ha de degustar … ( querido lector no te pierdas ni un bar, ni coctelería … vale la pena pasar por ese experiencia …confieso que no he podido recorrerlos todos, aunque la calle sea corta…Ja,Ja,Ja,Ja ).
La ruta continua por Juaquín Costa ,otra joya… sin desperdicio. Yo lo dejo aquí no quiero volverme alcohólica Ja,Ja,Ja,Ja.

Fin

Anem a la platja.

He recordat aquella nit extranya i meravellossa d’estiu.

Havia fugit presa per la ira i la rabia.

Havia vagat pels carrers a ple sol del mig día.

Havia cercar el consol de la solictud.

Vaig plotear sense vergonya dels altres.

Pero cap a la mitja nit vaig tornar a casa i nomes vaig dir:

-Anem a la platja?

¿Es natural ser vegano?

Conozco a alguien que respondería:

Todo lo que está en relacionado con la tierra es natural y todo lo que proviene del ser humano, por ser un ser terrestre, lo es.

Es un razonamiento correcto.

Pero para mi lo natural es lo que no está forzado, lo que es espontáneo.

Soy creyente de la evolución y puedo imaginar a nuestros antepasados felices como perdices colgados de una rama y comiendo frutos.

Pero vivimos en un mundo cambiante y el clima del planeta varió. Las selvas se transformaron en desiertos o semidesiertos y fuimos expulsados de nuestro paraíso arboreo…

Nos acostumbramos a otro tipo de vegetales, y a la carne…probamos el sabor de los insectos, quizá algún crustáceo …

Y empezamos a ser omnivoros.

Volvió a cambiar el clima parte del planeta se congeló…y desaparecieron las plantitas…o por lo menos eran difíciles de encontrar.

Había que cazar. Fue necesario estar en un grupo.

Empezamos a ser seres sociales, para sobrevivir.

Quizá ya lo éramos antes pero ahora era necesario organizar la cacería…y otras cosas, como escoger un líder y establecer roles.

¿Por que?

Porque un primate en solitario ante un mamut estaba en desventaja.

Las cosas fueron mejorando para el mono desnudo…

Y apareció una nueva forma de vida.

La granja .

Se criaron especies tanto vegetales, cómo animales como sustento de la familia y también como comercio.

¿A quien no le parece lógico y natural este proceso?

A mi lo que no me parece natural es comer algunas cosas que comemos actualmente.

Pastelería industrial, alimentos procesados…

Sin hablar de las bebidas porque aún es mayor el abismo respecto a lo que se consumia en el pasado.

Aunque quien dice que todo lo que hacemos está en relación con la naturaleza tenga razón en sentido filosofico, lo que contienen muchos alimentos, incluidos algunos de los que consumen los vegetarianos,pueden provocar serios problemas de salud.

¿Por que queremos ser veganos?

-Para evitar el maltrato animal.

-Se ha conseguido poquísimo.

Es cierto que para producir se hacen barbaridades. Pero el problema está en la sociedad marerialista que adoramos

Tendría que escribir un libro… para aclarar la excéntricidad que acabo de decir…pero confío que a los buenos entendedores les baste con menos palabras .

Pero esto si lo dejo caer .¿Una planta no es un ser vivo con los mismos derechos que un animal?

También se las hace crecer y producir por encima de sus posibilidades…y nadie las defiende.

Se quemam bosques para urbanizarlos y nadie dice nada, o casi nada…

¿La vida de un árbol centenario es menos valiosa que la de una gallina?

Si los que los qué amamos a nuestra mascota somos especistas. Los veganos también lo son, porque aman a los geranios, las rosas, jazmines…o cualquier planta decorativa y se comen una cebolla sin miramientos.

A ver cuando vemos a tener un mínimo de cordura…

Sobre mí…

En el mundo de cazadores, recolectores sería recolectora y comería crustáceos. Me sería más fácil cazar algún caracol que langostas…

Soy torpecita…

Bueno el caracol es un molusco… pero se que se me daria mejor el bosque que el mar.

De sopa de tomillo, de alguna seta, y de los pobres caracoles me podría alimentar. Pero poco más.

Como consumidora de esta maravilla de mundo en que he de vivir, he tenido temporadas vegetarianas ,no veganas, porque nuestra evolución nos hizo omnivoros. Y lo he hecho por mi propia salud…

No me encubro diciendo que lo hago por los animalitos…si no porque sé que es tan fácil ir a comprar una pechuga de pollo, que nos pasamos en el consumo.

Para resumir recordad lo que fuisteis aceptad quienes sois y amar a lo que os da vida.

Humanidad . Efímera…o no.

Me vuelvo  a plantear como afrontar  la muerte.

Tengo  un recuerdo muy  lejano y antiguo de mi infancia.

Estaba  en casa, enferma y me sentí reconfortada al ver llegar  a mi padre. Pero inmediatamente ni cerebro reaccionó y me hizo  ver  las realidad.  Aquel  ser que me hacía sentir  protegida, un día  desaparecería.

La sensación  de un vacío, que aún no existía, hizo que toda la vida  me acompañara el recuerdo de  ese episodio.Pero reaccione y a mi modo infantil, fui consciente del eterno retorno.  Era  necesario desaparecer para que todo volviese  a renacer.

La energía ni se crea ni se destruye sólo  se transforma…y eso es ciencia.

La materia  ni se crea  ni se destruye  sólo  se transforma…y eso es ciencia.

¿Que somos?

Energía  o materia.

¿Somos?

Pienso luego existo.

(Siento luego existo. )

Filosofía…

No es necesaria la religión para entender a donde nos conduce la metafísica. O mejor dicho…para aceptar sus «leyes». Porqué sencillamente existen.

Sólo es necesario observar, formular una hipótesis , intentar demostrala o al menos razonarla y aceptar que nuestra eternidad, aunque no es eterna…existe.

Mujeres, feminismo…y algo más.

Hasta hace poco pensaba que la caza de brujas formaba parte del pasado.

Como mucho, podía buscar los tres pies del gato y decir que hoy día se han encontrado otros medios para seguir repitiendo esas crueldades. Me refiero a medios más sofisticados, como tachar de enferma a la mujer que se atreve a pensar.

Pero gracias a la lectura de un libro, que ilumina de forma maravillosa aquello que es casi imposible imaginar, he visto la luz.

Ni las sociedades socialmente avanzadas han dado un paso de gigante…(yo diría que es el paso de un bebe que comienza a tenerse en pie) ni somos conscientes de lo que ocurre fuera de ellas.

Podemos leer que niñas son obligadas a casarse con desconocidos que las maltrataran. I diremos: -Que horror!

Pero nos costará obtener información, sobre esos seres humanos que mueren como brujas, porque una sociedad patriarcal, que se ha lavado la cara, para quedar como lo que no es, no quiere aceptar otra medicina que la establecida por ella, otra forma de relación entre los componentes de una familia que los establecidos por ella, ni la posibilidad de que una mujer decida no sólo su futuro si no el de una especie en peligro. La especie humana.

Sobre gastronomía…

Escribo esto porque acabo de leer que España esta bien considerada por su gastronomía.

Hace tiempo que pienso que nuestros platos estan infravalorados o sin desconocidos.

Cómo dar un ejemplo de lo que digo…

Primero los que nos visitan no salen de la paella y de las tapas…y si al menos buscaran lugares especializados… Pero no. Pocos son los que buscan unas tapas buenas, decentes, bien hechas …van a la zona mas turística y se zampan unas bravas…con la peor salsa de bote tan contentos, una paella del paellador…y bueno con suerte pillan un postre.

No se lo que mascullan entredientes ni que explican al llegar a su país.

Pero la cocina japonesa es patrimonio de la humanidad…la mexicana también. La peruana esta considerada la mejor del mundo…la francesa y la Italiana son respetadas …la Estadounidense consumida en todo el mundo…

Y de España solo se sabe que se hacen tapas paella y tortilla de patata…

Que pasa con el resto de platos magníficos que las amas de casa elaboraban con cariño?

O toda la riqueza gastronómica que varía casi dentro de una región?

Pues que como somos muy …Ay lo que he estado a punto de decir!

No se conocen no se presentan y no se valoran por los propios españoles.

Por favor no muestren al turismo sólo lo que espera. No desprecien la gastronomía de otra comunidad por no ser la que hacía su mamá.

Muchas mamás se han esforzado en reproducir o crear platos extraordinarios.

Si tan españoles se sienten, empiecen por valorar esta parte tan fundamental de una cultura. De su cultura.

Casualmente conocí un restaurante chino que me sirve de ejemplo.

-Señora hablaba usted de cocina española…no de cocina oriental.

-Si .Pero tambien de actitudes.

A China le ha pasado un poco lo mismo que he explicado.

Quienes han mostrado su cocina en el extranjero han ofrecido platos que se adaptaban a lo que era mas popular en el país de acogida.

Por ejemplo a nosotros nos ofrecían frituras

Porque creyeron que era lo que nos gustaría…

Ese restaurante empezó a mostrar otros platos y el resultado ha sido positivo.

Es una lección de la que debemos aprender.

Recetas con letras.

El cumpleaños.

Todo empezaba a llenarse de alegría.

Las calles vertian un rio humano en su mar de asfalto.

Los cielos se vestian con ese azul intenso que recuerda la frescura del atardecer atlántico.

Los jardines ansiaban el zumbido de las desaparecidas abejas.

Pero sobre todo lo que más nos acercaba al periodo estival eran las risas repimidas durante tanto tiempo y vueltas a resucitar después del terrible invierno.

Todo parecía vestirse de gala.

Y esperaba ansiosa la fecha de mi aniversario.

Me acercaba a la treintena. Y aunque aún vivía sola en mi pequeño apartamento, había dejado de buscar al compañero ideal que sólo vivia en mi mente, o lo que es peor en mi imaginación.

Tenia una buena familia , amigos adorables , un trabajo que me gustaba y el pequeño error de haber creado la ficción de un principe azul inexistente, no debía desanimarme.

Entré en el mercado dispuesta a adquirir los ingredientes para preparar una cena inolvidable. Una cena que hiciese olvidar a mis amigas su eterno régimen y a mis amigos, que una mujer les conquista por el estomago…

Me decidí en primer lugar por los ahumados y la charcutería aunque sólo fuera para ofrecer unos entremeses dignos de un banquete real. Unos entremeses cómo los que comiamos en casa cuando era niña.

Con jamon York braseado acompañado de huevo hilado.

Jamon de jabugo, catalana trufada, longanizas de Vich, un corte de un buen manchego y un poco de ensaladilla rusa completamente casera en el centro.

Y para acompañar pero en una fuente a parte, un buen salmón ahumado.

Se me hacía la boca agua mientras escogia las viandas.

Después me dirigí a la seccion de pescados y compré langostinos y gambas. No quería que fuese una cena demasiado pesada y que a media noche nos quedasemos adormilados en el sofá. Sin amimos para bailar y disfrutar de posibles encuentros que nos aliviasen de la monotonia de existir.

Mi madre me haría una tarta muy simple pero deliciosa para el postre y todo rozaria la perfecion.

Volvi a casa con la cesta llena y la visa temblorosa pero satisfecha de mi trabajo.

Para cocer los langostinos utilizaría un método sencillo pero sorprendente y que les da un punto especial y diferente al suele encontrar en la mayoría restaurantes.

Y las gambas las presentaría con una

salsa mayonesa al whisky aderezada con caviar

Al llegar a casa después de ordenar las compras, me estire en el sofá.

Estaba cansada y me quedé dormida.

Mi sueño fue profundo e intenso.

Desperté a tiempo gracias a que mamá llamó al timbre porque me traia la tarta.

Venga hija date una ducha y tomate un cafe para despejarte. Trabajas demasiado y luego quieres salir y hacer fiestas. Yo te voy adelantando la cena.

Mami eres maravillosa

Si hija. Lo se. Bueno lo sabemos tu y yo.

Y papa y Dorian.

No tanto.

Los hombres no se enteran o no se quieren enterar.

Pero si son unos buenazos.

Que no saben freir un huevo porque les parece natural que lo haga yo.

Les has acostumbrado así…

Pues no era mi intención cariño.

Ha sido tu subconsciente la herencia de tantos milenios de oscuridad y sociedades patriarcales.

Puede que si hija pero si sigues filosofando tendrás que pedir la cena en el justeat.

Que horror no!

Pues manos a la obra …de arte.

La noche estrellada.

Las estrellas parecían faroles suspendidos en el cosmos.

Y una fresca brisa marina alborotaba los cabellos de Alejandra.

Era agradable disfrutar de la noche mirando al mar desde aquella terraza.

Un hombre joven le sonrió desde el otro extremo de la barra.

Qué extraño que una mujer tan guapa este sola.

Dijo con el descaro de un seductor profesional.

Hubo una época en que realmente era atractiva. Pero ese tiempo ya desaparició.

No era mi intención molestar.

Supongo . Pero lo has hecho.

No te gusta que te digan que eres guapa?

Solo cuando se que es sincero quien lo dice.

Me estas tratando de mentiroso sin conocerme de nada.

No hace falta conocer a alguien para diferenciar los falsos halagos.

Pues lo decía de corazón.

Se que tengo cara de idiota. Pero no lo soy.

Tienes cara de persona amable y bondadosa.

Ya…

Te invito a algo . Que bebes?

A estas horas agua fría con mucho hielo.

Quieres que te deje sola?

Si será mejor.

No entiendo que quieras estar sola.

Estoy bien con migo misma. No soy tan pesada como algunas personas.

Que tienes contra mi ? Soy simpático y le gusto a las mujeres.

Que entre otras cosas que lo sabes y se te nota demasiado.

Mira estoy sin blanca lo confieso. Y pensaba que me invitarias a cenar y que podríamos pasar la noche juntos.

Eso es hablar claro. Pero el problema es que no soy lo que aparento…una vieja rica. Solo soy vieja. Y lo de pasar la noche juntos…No me apetece.

Te trataria bien.

Faltaria más.

Que he de hacer para que me aceptes?

Que he de decir para que me dejes tranquila?

Me gustas mucho.

Que no tengo dinero guapo. Lo que tengo es un amante que me da lo que me apetece y me hace feliz cuando le veo pero no vive aqui por eso he salido sola. Lo entiendes?

Pero si el no vive aqui…podriamos quedar algun día.

Puedo invitarte a pan con tomate en casa y luego te irás.

Si…se lo que piensas. El pan con tomate no irá solo tengo jamón y algun embutido…pero luego te vas.

Un verano sin Mar.

Jacinto había conocido a Mar cerca de la playa.

A él le encantaba pescar, aunque aquellos pececillos a los que solía engañar, con sus gusanos coreanos fueran pequeños y poco sabrosos.

Ella era una sirenita urbana, que protegida por su impecable traje de buceo, se sumergia en las aguas del mediterráneo casi a diario sin tener en cuenta el clima o las condiciones atmosféricas que los dioses determinaban para la humanidad.

Era verano y Jacinto por pura casualidad había pescado un pulpo.

El trapo de lino con el que se secaba las manos, se había deslizado cayendo entre las rocas y cuando quiso recuperarlo vio que estaba acompañado del cefalópodo.

La emoción le pudo y siendo un día del mes de marzo en que las ráfagas de viento eran fuertes, se vio arrastrado primero por las furias de eolo y casi de inmediato por las de poseidon .

Se dejó llevar y aceptó su posible destino pero entoces como surgida de la nada apareció Mar y le arrastro hasta una roca segura.

Escupió el agua que había inundado sus pulmones y miró hacia las inquietas aguas esperando volver a ver al ser que le había salvado.

Pero no vio nada ni a nadie.

Otro pescador le llamó desde el dique.

-¿Estás bien?

¿Cómo te encuentras?

-Si estoy bien amigo.¿ Pero donde está la chica?

–La que me ha traído hasta la roca.

-Tranquilo te ayudo a subir y no te preocupes he ecuperado tu pulpo.

****

Una cena vegana.

Ana intentaba sobrevivir al calor que era sofocante y le hacía sudar a

chorros

Los escritores.

Un dia te levantas de la cama y con el pijama aun puesto, te haces un café bien cargadito y sin pensarlo mucho enciendes el ordenador y empiezas a inventar una historia.

Te sientes Dios o al menos un dios menor de esos que han pedido a sus creyentes con el paso del tiempo.

Pero eso no te impide decidir sobre la vida de los seres que creas. Y sonries aunque sabes que no debieras hacerlo.

El resto del día es decisión tuya.

Seguir ante la pantalla o hacer otras cosas…

Si decides hacer la compra, o quedar con un amigo, o perder el tiempo …no cambiará mucho tu existencia.

Porque al dia siguiente todo volverá a repetirse hasta que una de esas mañanas te digas. ¡Vaya ! Tengo un libro.

Pequeños milagros.

No prestamos atención a esas cosas extraordinarias que nos rodean y que siempre están presentes.

Nos parecen normales, naturales, lógicas.

Pero son milagrosas.

Después de vivir momentos angustiosos, al sobrevivir a ellos, decidimos que no hay nada que pensar.

Seguimos adelante a veces intentando olvidar lo ocurrido.

Y lo que deberíamos hacer es todo lo contrario, fijarnos en todos los detalles que rodeaban a esa etapa de nuestra vida. En cómo hemos reaccionado, que decisiones hemos tomado, quien nos ha apoyado.

Porque contrariamente a lo que solemos creer, nada ha sido casual.

Antes se decía que cada amanecer es verdadero milagro.

¡Cada amanecer!

Y aunque quizá sólo se dijera por quedar bien…

Cómo se hace ahora con muchas frases y actitudes que repetimos en plan mantra para consolarnos. Como por ejemplo: Nunca te vayas sin haberlo intentado todo. Lo único imposible es aquello que no intentas…Y muchas más.

Es cierto.

Cada amanecer, cada nuevo dia, es una metáfora del eterno retorno, del infinito, de lo que muere para poder renacer.

Y si un día no amaneciera…comprenderíamos la importancia que ese pequeño o gran milagro, en nuestra propia existencia.